jueves, 31 de enero de 2013

Curiosidad medieval V

En esta ocasión no os contamos ninguna anécdota o curiosidad propiamente dicha.
Os recomendamos la lectura de este libro que todo él, en sí mismo, es una curiosidad enmarcada en el medievo de un modo muy peculiar y que merece ser leída.

Se trata de Caballero, El Manual del Guerrero Medieval.



Es un "manual" escrito por Michael Prestwich que servirá de guía a todo aquel que tenga interés en convertirse en un perfecto caballero de la Edad Media.

Es un libro que, aunque escrito con cierto deje humorístico, no deja de ser riguroso en sus detalles. Así pues, recoge datos, información y detalles medievales que van dirigidos al recién iniciado en las gestas caballerescas y guerreras de la época.
Trata todo lo relacionado con batallas, caballería, torneos, damas....

Además cuenta con un montón de imágenes y anotaciones que servirán de gran ayuda al interesado.

Si te gusta el mundillo medieval no te lo pienses. Te va a divertir y a instruir por partes iguales.

MARTA


De vuelta

Saludos a todos, seguidores/as o no.

El que más y el que menos habrá notado el abandono temporal del blog. No hay entradas, no hay cambios estéticos, no hay respuesta a los comentarios...
Ciertamente, lo hemos dejado aparcado un par de semanas debido a diferentes motivos pero aquí estamos de nuevo, con muchas ganas y cosas en la cabeza para compartir con vosotros/as.

Es evidente que los cambios en el diseño del blog de los que estamos hablando desde su nacimiento aún no han visto la luz pero esperamos poder mostrarlos en breve.
Tendrá un aspecto más actual, más atractivo, más interesante y sobre todo, más personal.

Los contenidos siguen siendo una dura prueba a la que nos enfrentamos cada vez que nos metemos aquí. Veis que hay pocas entradas y de las que hay, muy pocas son reseñas. Las tres leemos mucho, a las tres nos encanta comentar las lecturas, pero algunas de nosotras nos encontramos con el problema de la falta de tiempo. No todas podemos dedicarle tanto como nos gustaría y se nos van acumulando las "reseñas-garabato" y las "reseñas-mentales". No explico qué son, seguro que lo entendéis.

A esto le añado, personalmente, la desalentadora falta de presencia por parte de los lectores o seguidores del blog que es (¡logicamente!) directamente proporcional a la falta de movimiento y novedades que ofrecemos.
Sé que los comentarios y la participación irán aumentando progresivamente en cuanto le demos más vida al blog pero a veces resulta un poco descorazonador no percibir el apoyo o seguimiento. Viniendo de unas bloggeras novatas, es un comentario totalmente absurdo pero ahí lo dejo, a modo de purgante emocional.

Hace unos meses, un bloggero amigo pasó por el mismo trance al cabo de pocas semanas de inaugurar su blog. Cuando me lo comentó no podía entenderlo porque el blog era realmente atrayente y agradable y sus reseñas muy interesantes. Recuerdo que me explicó el motivo y en ese momento me pareció un poco exagerado y sobre todo precipitado. Su motivo era el mismo que yo os comento un poquito antes, aquí arriba. La falta de "apoyo", el pensar que escribía para nadie.
Supongo que la misma paciencia y ganas que le puso él cuando decidió seguir con sus reseñas, son las mismas que debo aplicar yo a esa sensación que ahora mismo me envuelve.

De momento seguimos aquí, y yo esforzándome por renovar las energías y las ganas. Seguiremos buscando ese tiempo que hace falta para poder compartir nuestros comentarios de las lecturas que nos gustan y de las que nos decepcionan.

Para empezar esta "nueva segunda fase", las Tres Gracias os ofrecemos otra nueva curiosidad literaria, que es una propuesta interesante para todos.

Y sin más lamentaciones pero sí con mucho agradecimiento, os invitamos a seguir pasando un rato con nosotras cada vez que os plazca.

¡Nos leemos!

MARTA


viernes, 18 de enero de 2013

Google con Rubén Darío

De nuevo Google cambia su logo para mostrar un doodle que conmemora un aniversario literario.
En esta ocasión rinde homenaje al poeta, periodista y diplomático nicaragüense Rubén Darío en el 146° aniversario de su nacimiento.
El doodle es una bonita imagen haciendo referencia a una de las obras más conocidas del autor, su poema "El cisne".

jueves, 17 de enero de 2013

Curiosidad medieval IV

Los ladrones de libros (bibliocleptos) estaban muy mal considerados en la Edad Media. Eran perseguidos y penados e incluso existían maldiciones expresas contra ellos.

Para evitar riesgos, en las bibliotecas del medievo fijaban los libros a los pupitres o estantes mediante cadenas, de modo que no podían utilizarse fuera del lugar. Estos eran los llamados "libri catenati" (libros encadenados).

Si en alguna ocasión decidían prestar un libro, el que se lo llevaba debía dejar otro en depósito como fianza. Si el libro prestado no era devuelto, el depositado pasaba a ser propiedad de la biblioteca.



martes, 15 de enero de 2013

Curiosidad medieval III

El símbolo @ tiene su origen en la Edad Media.

Los monjes copistas anglosajones la utilizaban como abreviatura de la conjunción latina "ad" (junto a, hacia).

Y nosotros íbamos de modernos...

Fragmento de texto del siglo XV

lunes, 14 de enero de 2013

Estamos de celebración


Hoy, 14 de enero, es el cumpleaños de nuestra Mini-Gracia.

Marina cumple 12 años y sigue leyendo como una loca. Le han regalado libros en navidades y hoy seguro que cae alguno y eso ya la tiene más que contenta pero sabemos que le haría ilusión encontrar comentarios vuestros (lectores como ella) felicitándola.

¿Os animáis?

Como aún no hay muestras evidentes de vuestras visitas (a pesar de que haberlas, haylas) y desconozco el poder de convocatoria que pueda tener esto, no voy a tener demasiadas expectativas puestas en ello y a Marina no le diré nada hasta que vea mañana cual es el resultado. Ojalá que los que pasáis por aquí dediquéis un minuto extra a dejarle cuatro palabrillas.

¿Tenéis niños lectores en la familia o alrededores? Recomendadles El Rincón de la Mini-Gracia porque es un espacio escrito por una niña y dirigido a los niños (o no tan niños).

Gracias a todos.

Sin Noticias de Gurb


SIN NOTICIAS DE GURB
Eduardo Mendoza (1991)


ARGUMENTO

El extraterrestre Gurb ha llegado a la Barcelona preolímpica.
Allí de donde viene todos tienen la extraña peculiaridad de poder adoptar la apariencia que se les antoje y ahora, perdido en la ciudad, intenta adaptarse y sobrevivir al día a día valiéndose de esa cualidad. Decide tomar la imagen de la cantante Marta Sánchez.
Su compañero de viaje intenta localizarlo después de varios días de no tener noticias de él y emprende una búsqueda por toda la ciudad.
Con el aspecto del conde-duque de Olivares como primera elección, se ve inmerso en todo tipo de anécdotas y circunstancias que describe con detalle en su particular cuaderno de bitácora.


OPINIÓN PERSONAL

Cuando empecé a leer Sin Noticias de Gurb, aún sabiendo que se trataba de una novela de humor, no imaginaba que iba a encontrarme con una historia tan absurda, delirante, paradójica y surrealista. Estaba convencida de que ningún libro iba a superar a La Conjura de los Necios (John Kennedy Toole) pero esta novela de Eduardo Mendoza es con la que más me he reído y una de esas que se me hacen corta y me da tanta rabia terminar. Perdóname, Ignatius...

Llegados desde otro planeta, otra galaxia o de no se sabe dónde, estos extraterrestres se sorprenden con cada una de las cosas que encuentran a su paso. No comprenden nada de lo que tienen alrededor y la manera de afrontar cada situación es casi la misma que adoptaría un niño.

En la novela leemos el diario que escribe el alienígena que acompaña a Gurb. En cada anotación que hace indica el día y la hora por lo que vivimos, de principio a fin, cada una de las situaciones que protagoniza.

Este extraterrestre sin nombre nos describe una ciudad que está en plena transformación, preparándose para los inminentes juegos olímpicos. Le rodean personajes propios de la sociedad en la que vivimos actualmente: consumista, egoísta, competitiva. A sus ojos, inocentes e ignorantes de la vida en la Tierra, todo es una sorpresa y sus impresiones quedan plasmadas en el diario de un modo simple y disparatado.

Antes de leer las aventuras de Gurb había empezado con otra novela de Eduardo Mendoza, El Asombroso Viaje de Pomponio Flato, y confieso que lo dejé sin llegar ni tan siquiera a la mitad del libro. Me resultaba pesado, con una narrativa espesa y lo que debía ser uno de los alicientes de su lectura (el lenguaje) a mí me parecía insufrible. Por supuesto recuperé esa novela en cuanto termine con Gurb y en su segunda lectura me cautivó.

Así pues, si tenéis oportunidad de leer una novela de Mendoza no lo dudéis. Yo ya tengo esperando El Misterio de la Cripta Embrujada y las que le siguen en la saga.
De momento recomiendo mucho, mucho, la lectura de Sin Noticias de Gurb. Desde luego es de las mejores recomendaciones que me han hecho a mí.

Os vais a reír.

Reseña de MARTA

sábado, 12 de enero de 2013

Curiosidad medieval II

Las letras ligadas aparecieron porque los copistas medievales descubrieron que escribir uniendo los caracteres y sin levantar la pluma del papel hacía que la escritura fuese más rápida.
Siguiendo esa línea de acelerar el proceso de la escritura, descubrieron también que hacer las letras más pequeñas y simples disminuía el cansancio del copista de modo que fueron variando hasta crear las minúsculas.

jueves, 10 de enero de 2013

Curiosidad medieval I

¿Sabías que antiguamente las palabras de un texto escrito no estaban separadas entre sí?
No fue hasta el siglo IX cuando empezaron a separarlas para evitar confusiones.

martes, 8 de enero de 2013

Al mal tiempo, buenos libros

Aún con la resaca de las navidades en el cuerpo, el que más y el que menos empieza a crear listas mentales con los propósitos para el año que recién estrenamos.

De nuevo será un año marcado por la crisis económica que está haciendo estragos en gran parte de los países "desarrollados" y que machaca especialmente a algunos de ellos.
Aquí tenemos que prepararnos para ver cómo aumentará el número de desempleados, cómo muchas familias tendrán que sobrevivir con lo mínimo, cómo seguirán recortándonos por dónde más daño hace...

Un año duro que vamos a tener que exprimir para sacarle lo máximo y mejor que pueda ofrecernos y al que debemos hacer frente con esperanza y optimismo.
Las Gracias, también afectadas en mayor o menor medida por esta crisis, intentaremos mantener un espíritu positivo y aprovechar cada buen momento que surja a diario. A veces habrá pocos, a veces no seremos capaces de distinguirlos, pero sea lo que sea lo que nos depare este 2013, será más fácil afrontarlo con la actitud adecuada.

Las tres tenemos nuestras propias listas, esas que mencionaba al principio y, entre otras coincidencias, tenemos un propósito común que, seguro, tú también tienes en la tuya: la lectura.

Es posible que este año no viajemos, o no podamos cambiar de coche, o no renovemos el armario de arriba a abajo como nos gustaría pero todo eso, y cientos de cosas más, las haremos con la ayuda de un libro.
Por descontado, hay cosas serias, muy graves, provocadas por la situación económica que vivimos que una novela no va a solucionar: un desahucio por impagos, una lista de espera eterna para una operación, una mala alimentación... Pero los caprichos que antes podíamos permitirnos y que ahora han pasado a segundo término (o tercero, o cuarto) podemos sustituírlo por una buena lectura.
Bueno, y si no los sustituye, al menos engañaremos felizmente a nuestra mente durante un rato.

El año pasado viajé a Afganistán, a Fernando Poo, a Vectis, a Australia, de nuevo a Poniente.... Me he trasladado en caballo, en tren, en camello y hasta en melocotón... He tenido los mejores perfumes, miles de libros, cometas y unos dragones... Me he relacionado con la flor y la nata de París del siglo XIX, con sufragistas, con extraterrestres y con vampiros... He pasado frío, miedo, me he enamorado, he reído, he llorado, he luchado, he estudiado y aprendido, he sido feliz... Y la ropa, bueno, he llevado lo mejor de cada lugar. Personalmente, me quedo con los modelitos dothraki para el verano y los vestidos de los locos años 20 para el invierno.

Todo esto me lo regaló el 2012 en un envoltorio especial, un envoltorio con tapas, páginas, dibujos y letras, muchas letras. Y el regalo me gustó tanto, que tuve muy claro cómo empezar mi lista de propósitos de este año.



Feliz año 2013 a todos.

viernes, 4 de enero de 2013

Bel Ami


BEL AMI
Guy de Maupassant (1885
)

ARGUMENTO

Bel Ami narra la ascensión de Georges Duroy, un ex suboficial que malvive en París. Cuando Duroy descubre la brecha por la que meterse para conseguir fama y dinero, no parará y destruirá, si es necesario, todo lo que se cruce en su camino: amistades, amor, empleos, prestigio... La ambición será su carta de presentación.
George Duroy, ex-suboficial del ejército francés, llega a París después de prestar servicio en Argelia durante dos años.

Sin trabajo y fuera de su humilde entorno familiar, Duroy se encuentra perdido en la gran ciudad y no sabe hacia dónde dirigir sus primeros pasos para comenzar una nueva vida alejado del ejército. Su único propósito es triunfar, ascender socialmente y vivir de un modo acomodado.

Gracias al encuentro casual con un viejo amigo empiezan a surgir nuevas oportunidades y no dudará en aprovechar cada una de ellas sin tener en cuenta lo inmorales que pudieran ser.


OPINIÓN PERSONAL

Agridulce. Ese sería un buen adjetivo para calificar Bel Ami. Lo dulce: es una novela amena, interesante, enriquecedora, adictiva, encantadora y apasionante. Lo agrio: su protagonista.

La historia de Georges Duroy, Bel Ami, es una historia cargada de aspectos tan negativos y cotidianos como la hipocresía, la envidia, la ambición desaforada o la deslealtad. Aparecen otros aspectos que también encontramos habitualmente en nuestro entorno como son las artimañas para conseguir objetivos a costa del sufrimiento ajeno, la ingenuidad de algunas mujeres, los “trepas” en los trabajos, el machismo...
Desgraciadamente, tanto estos como los anteriores nos van a acompañar a lo largo de la historia de la humanidad porque son (estoy totalmente convencida de ello) rasgos inherentes al ser humano. Todas estas “joyas” que nos caracterizan en mayor o menor medida, se encuentran en el carácter y forma de vida de Duroy.

Se trata de un personaje que se hace querer en la primera parte de la novela. Es encantador, atractivo y con ese punto justo de arrogancia que encandila a cualquiera que lo conozca, hombre o mujer. Enamora, literalmente, a las mujeres y es capaz de llevar a su terreno a los hombres.

Eran estos últimos los que estaban en las entrañas de la política, la prensa, el ejército, la justicia y todos los grandes estamentos que conformaban aquella sociedad y por lo tanto los que tomaban las grandes decisiones. No obstante, para tener acceso a esa clase social si no se provenía de una “alta cuna”, el método eran los contactos y las relaciones personales y para este asunto eran las mujeres las grandes “especialistas”. Por medio de una exquisita educación impartida al amparo de sus ricas y/o nobles familias, las mujeres de la alta sociedad de París de finales del siglo XIX eran buenas anfitrionas, estupendas en su función de relaciones públicas y grandes embajadoras de su apellido, de su clase y ralea en definitiva.
Ellas eran organizadoras de fiestas o cenas o cualquier otro tipo de evento social que ponía en contacto a “sus hombres” (parejas o no) y era en estas ocasiones cuando empezaban a tejerse las grandes tramas financieras y políticas. Formar parte del círculo de amistades de cualquiera de estas damas significaba tener las puertas abiertas para codearse con los más influyentes y poderosos.

Duroy llega a convertirse en un especialista y utiliza a las mujeres para escalar en la clase social. En un principio, parece que se trata de un mujeriego sin más, un hombre joven que disfruta de la compañía de las damas hasta que se aburre de ellas y luego abandona sin remordimientos e incluso jactándose de provocarles dolor por ello. Pero a medida que avanza la historia, es obvio que su obsesión por relacionarse íntimamente con ellas va más allá del simple placer sexual. Las conoce, se deja querer, las enamora perdidamente y juega con sus sentimientos con el único proyecto de mejorar. Mejorar en su trabajo, en sus relaciones, económicamente...

Es cierto que George Duroy es un personaje simpático y un sinvergüenza irresistible. En los primeros capítulos me recordaba a aquel personaje de Las Amistades Peligrosas (interpretado en la película por John Malkovich), el vizconde de Valmont. Duroy, como aquel otro, desprende sensualidad y encanto y sabe utilizar todas las armas de que dispone para hacer caer a las mujeres en sus brazos. O sea, un hombre con un magnetismo que resulta reprochable y adorable a partes iguales. Pero cuanto más conocemos a Duroy más fácil resulta ver su verdadera naturaleza y la mezquindad de sus actos.

Pensamos además que se trata de un hombre inteligente y capaz pero también eso acaba siendo un gran error. Vemos cómo escala puestos social y laboralmente pero siempre valiéndose de los demás: le dan la primera oportunidad de trabajar en el periódico gracias a su amigo Forestier; consigue el puesto de trabajo gracias al artículo que presenta y que está redactado por la esposa de su amigo; sus contactos con esa clase social de la que tanto deseaba formar parte comienzan por las personas que les son presentadas por esa misma pareja; se vale de la muerte de amigo para casarse con una mujer influyente y la que cree idónea para su fin; utiliza a su esposa para afianzar sus contactos políticos y gracias a ella sigue presentando brillantes artículos en el periódico; no duda en conquistar o enamorar a las mujeres e hijas de aquellos hombres que le interesan y que son necesarios para alcanzar sus metas... Y así con todos y cada uno de los logros que consigue Georges Duroy en su vida.

Las relaciones con las mujeres es un constante ir y venir. Las conquista, rompe con ellas, vuelve a conquistarlas, se casa, se divorcia, alterna sus amantes, las utiliza, las mortifica... Aunque en algún momento deja entrever que pueden existir unos sentimientos hacia algunas de ellas, nunca hay una seguridad al 100% de que no las ve como simples herramientas, algunas placenteras eso sí, pero herramientas al fin. Y así lo demuestra hasta la última frase de la novela. Lo que en un principio me parecía un hombre arrebatador acaba siendo a mis ojos un ser impasible y despreciable.

El resto de personajes de la novela son muy diferentes entre sí pero con un rasgo común: la hipocresía. Todas las damas encantadoras, cada una en su estilo. Los caballeros, todos ambiciosos. Me gusta especialmente Madeleine Forestier y me resultan simpáticos Rival y Varenne. Por cierto, en un capítulo Norbert de Varenne habla con Duroy acerca de la muerte y me impresionó mucho el modo en que el escritor trata este asunto. Es un punto de vista curioso que yo comparto y por ese razonamiento he tenido “entretenidos debates” con personas que se empeñan en ver en ello algo trágico y no pragmático.

Respecto a la narrativa del escritor, Guy de Maupassant, he de decir que me gusta muchísimo. Me encanta. Me sorprende también el modo de expresarse y lo sencilla y cómoda que resulta su lectura a pesar de ser una novela de 1885. Además, convierte las calles y plazas de París que frecuentan los personajes en un entorno muy real u fácilmente imaginable gracias a su detallada y minuciosa descriptiva. No había leído nada de él pero ahora tengo verdaderas ganas de seguir con alguna otra novela.

Dada la controversia que suscita el título de la novela incluyo, una nota que escribe la traductora (Esther Benítez) de la edición que he leído: “Bel Ami, “el amigo guapo”, ha sido traducido en anteriores versiones de la novela como “Buen mozo”. Pero, en boca de una niña, resulta totalmente impropia esta última expresión. He optado, por eufonía y por la ya universal aceptación del título, por conservar Bel Ami”. Me parece un acierto. Añado que “Bel Ami” no debería quedarse en la traducción “Buen amigo” ya que la palabra “bel” traducida al español puede ser “bueno” o “bello”. Doble sentido, doble connotación. Un nombre perfecto para la novela.

Bel Ami ya ha sido llevada al cine y tengo verdadera curiosidad de ver cómo resulta la película protagonizada por Robert Pattinson.

No dudéis en leerla. Yo seguí la recomendación del Trotalibros y fue un acierto. Gracias Jan.


Reseña de MARTA