jueves, 31 de enero de 2013

De vuelta

Saludos a todos, seguidores/as o no.

El que más y el que menos habrá notado el abandono temporal del blog. No hay entradas, no hay cambios estéticos, no hay respuesta a los comentarios...
Ciertamente, lo hemos dejado aparcado un par de semanas debido a diferentes motivos pero aquí estamos de nuevo, con muchas ganas y cosas en la cabeza para compartir con vosotros/as.

Es evidente que los cambios en el diseño del blog de los que estamos hablando desde su nacimiento aún no han visto la luz pero esperamos poder mostrarlos en breve.
Tendrá un aspecto más actual, más atractivo, más interesante y sobre todo, más personal.

Los contenidos siguen siendo una dura prueba a la que nos enfrentamos cada vez que nos metemos aquí. Veis que hay pocas entradas y de las que hay, muy pocas son reseñas. Las tres leemos mucho, a las tres nos encanta comentar las lecturas, pero algunas de nosotras nos encontramos con el problema de la falta de tiempo. No todas podemos dedicarle tanto como nos gustaría y se nos van acumulando las "reseñas-garabato" y las "reseñas-mentales". No explico qué son, seguro que lo entendéis.

A esto le añado, personalmente, la desalentadora falta de presencia por parte de los lectores o seguidores del blog que es (¡logicamente!) directamente proporcional a la falta de movimiento y novedades que ofrecemos.
Sé que los comentarios y la participación irán aumentando progresivamente en cuanto le demos más vida al blog pero a veces resulta un poco descorazonador no percibir el apoyo o seguimiento. Viniendo de unas bloggeras novatas, es un comentario totalmente absurdo pero ahí lo dejo, a modo de purgante emocional.

Hace unos meses, un bloggero amigo pasó por el mismo trance al cabo de pocas semanas de inaugurar su blog. Cuando me lo comentó no podía entenderlo porque el blog era realmente atrayente y agradable y sus reseñas muy interesantes. Recuerdo que me explicó el motivo y en ese momento me pareció un poco exagerado y sobre todo precipitado. Su motivo era el mismo que yo os comento un poquito antes, aquí arriba. La falta de "apoyo", el pensar que escribía para nadie.
Supongo que la misma paciencia y ganas que le puso él cuando decidió seguir con sus reseñas, son las mismas que debo aplicar yo a esa sensación que ahora mismo me envuelve.

De momento seguimos aquí, y yo esforzándome por renovar las energías y las ganas. Seguiremos buscando ese tiempo que hace falta para poder compartir nuestros comentarios de las lecturas que nos gustan y de las que nos decepcionan.

Para empezar esta "nueva segunda fase", las Tres Gracias os ofrecemos otra nueva curiosidad literaria, que es una propuesta interesante para todos.

Y sin más lamentaciones pero sí con mucho agradecimiento, os invitamos a seguir pasando un rato con nosotras cada vez que os plazca.

¡Nos leemos!

MARTA


2 comentarios:

  1. Has definido perfectamente como me sentí. Como que yo me interesaba intensamente por sus blogs y ellos al ver que estaba empezando pasaban de mí. Pero gracias a ti volví a hacerlo y estoy muy feliz. Consejo: pásate por los blogs, síguelos y coméntalos regularmente. Si demuestras tu interés por ellos, ellos lo demostrarán contigo. Este es el empuje inicial, después ya se va haciendo todo solo. En un blog inviertes mucho tiempo y esfuerzo pero, en mi opinión, el placer que me produce este espacio que es mío y de nadie más lo recompensa.
    Espero que no te falte soporte de mi parte, pues este blog está en mi TOP 5!
    Besos,

    ResponderEliminar
  2. No, no es que "pasen de mí" o no. Es más bien una cuestión de saber si las cosas son del agrado de los demás. Pero no es nada preocupante ni obsesivo, eh!!
    Como tú bien dices, cuanto más me mueva, más me haré ver. Y la verdad es que no debería quejarme demasiado porque yo soy de las que visitan blogs, leo reseñas y otros contenidos y después no dejo constancia de ello. Debo corregir eso porque ahora sé que el blogger lo agradece.
    Gracias por el comentario y por tu ánimo. Siempre estás ahí.
    Un besito.

    ResponderEliminar